Buscar este blog

lunes, 9 de diciembre de 2013

Microsoft deja de vender Windows 7 a los minoristas

 

El gigante de Redmond ha dejado de vender Windows 7 al canal minorista, un movimiento que se inició el pasado 30 de octubre sin ningún tipo de anuncio oficial ni explicación.

De momento lo dicho no afecta a los equipos OEM que vienen con Windows 7 preinstalado, aunque para éstos Microsoft también ha marcado una fecha final en la que dejará de suministrar licencias, el 30 de octubre de 2014.

Esto quiere decir que no llegarán nuevas copias de Windows 7 a establecimientos minoristas y que, por tanto, tendrán que tirar de las existencias que tengan actualmente y del stock almacenado.

Cabe pensar que las consecuencias no se notarán a corto plazo, pero poco a poco se hará más difícil conseguir una copia de Windows 7, puesto que es sólo cuestión de tiempo hasta que dicho stock se vaya agotando.

No hay duda de que Microsoft no está dispuesto a dejar que Windows 7 se convierta en el nuevo Windows XP, y esta es una buena medida que, de paso, sirve de “empujón” para acelerar el proceso de adopción de Windows 8.