Buscar este blog

viernes, 15 de agosto de 2014

Seguridad del teléfono móvil para los niños

Existen varios tipos de teléfonos móviles, desde los más básicos, como es el caso de los destinados a niños de menor edad, que realizan llamadas únicamente a números restringidos, hasta smartphones que son básicamente equipos informáticos de tamaño reducido, y que ofrecen:

  • Acceso a Internet a redes sociales, como Facebook, juegos, vídeos y sitios de chat de vídeo, programas de televisión, música y aplicaciones (apps).

  • Las funciones de cámara y de vídeo son muy divertidas, pero también ofrecen una vía de acceso a los acosadores y otro tipo de personas con malas intenciones, y permiten tomar y compartir fotografías y vídeos sugerentes (práctica conocida como sexting).

  • Seguimiento GPS, que permite detectar la ubicación del teléfono y, por lo tanto, del niño. Puede utilizar esta función para controlar dónde se encuentran sus hijos, pero si no la utiliza con cuidado, otras personas también podrían conocer su ubicación. Además, los smartphones podrían etiquetar una fotografía ( geoetiquetado , y revelar con exactitud dónde y cuándo se realizó la misma.

Seleccione un plan de servicios con las funciones y características de seguridad de telefonía móvil adecuadas para cada niño. Añada funciones como mensajería de texto, compartir fotografías o acceso a Internet únicamente cuando crea que su hijo está listo para asumir nuevas responsabilidades. De la misma forma, debe tener en cuenta que si elige un plan de contrato en lugar de un plan prepago, podrá supervisar mejor los cargos mensuales, como por ejemplo ofertas "gratuitas" con cargos mensuales ocultos.

Acuerde las funciones que pueden usar los niños

Acuerde las funciones del teléfono basándose en la edad y la madurez de cada niño. Defina reglas claras sobre usos sensatos y las consecuencias que supondría romperlas. Hable sobre el uso: con quién pueden hablar, a quién pueden enviarle mensajes de texto y a qué horas, los sitios web que pueden visitar, etc. Hable sobre el ciberacoso y las fotografías y vídeos sugerentes con los niños de mayor edad.

Cada cierto tiempo, pida a sus hijos que le enseñen el contenido de sus móviles. Revise las reglas de forma periódica, a medida de que los niños vayan adquiriendo madurez y evolucionen las tecnologías.

Enseñe a los niños el uso seguro y responsable del móvil

Ayude a los niños a comprender lo siguiente:

  • Compartir su número de teléfono únicamente con su familia y con los amigos más cercanos. No publicarlo en páginas de redes sociales, utilizarlo para participar en concursos o facilitárselo a cualquiera que se lo pida.

  • Bloquear el móvil con un PIN que su hijo mantendrá en secreto (no se lo facilitará ni siquiera a sus mejores amigos) para evitar que otras personas fisgoneen o lo usen de forma inadecuada.

  • No decir, enviar por mensaje de texto o publicar nada que pudiera afectar a alguien o crear situaciones desagradables.

  • No crear, enviar ni aceptar mensajes de texto, fotografías o vídeos provocativos.

  • Evitar hacer clic en anuncios, concursos, mensajes de texto (incluso de amigos) que ofrezcan premios gratuitos y similares.

Utilice la tecnología como ayuda

Explique claramente las razones por las que está utilizando herramientas de seguridad, y qué harán por la seguridad de la información de sus hijos. Puede configurarlas junto a su hijo.

Algunas protecciones se proporcionan a través del servicio del proveedor; otras pueden configurarse en el teléfono móvil. Las más fiables son las que están integradas en el teléfono, dado que cuando un teléfono utiliza una red inalámbrica, omite al proveedor de servicios y sus herramientas.

Filtre o bloquee los sitios web y el contenido en función de la edad y de la madurez de su hijo:

  • Puede bloquear el acceso a Internet a los más jóvenes; para los adolescentes, piense en restringir el acceso a sitios de juegos, para adultos y otros sitios inadecuados.

  • Filtre letras de canciones, vídeos y otro contenido que resulte violento o explícito.

  • Restrinja el acceso a foros (incluidos los de los juegos), a menos que estén moderados por personas.

Use el GPS con precaución. Si usa un servicio de ubicación para supervisar por dónde se mueven sus hijos, asegúrese de que otras personas no puedan tener acceso a estos datos. De lo contrario, piense en deshabilitar la función de ubicación del teléfono de su hijo; como mínimo, desactive esta función de la cámara del móvil.

Realice la gestión de contactos, con funciones como el bloqueo de personas que llaman y restringir el contacto exclusivamente a los números aprobados.

Cómo actuar si surgen problemas

Informe inmediatamente en caso de:

  • Amenazas físicas, ciberacoso persistente o cualquier otra forma de acoso (a la policía y al proveedor de servicios).

  • Contenido o comportamiento inadecuado (al proveedor de servicios o al desarrollador de la aplicación).