Buscar este blog

martes, 20 de mayo de 2014

5 maneras de proteger su cuenta Microsoft

 

Su cuenta Microsoft (antes conocida como Windows Live ID) es la combinación de una dirección de correo electrónico y una contraseña que ustedes usan para registrarse en servicios como Xbox Live y Outlook.com, además de dispositivos como Windows Phone y computadoras que corren Windows 8.

Una cuenta Microsoft es gratuita y la pueden usar para:

  • Comprar aplicaciones desde la Tienda Windows.

  • Respaldar todos sus datos con almacenamiento en la nube.

  • Mantener todos sus dispositivos, fotos, amigos, juegos, ajustes y música actualizados y sincronizados.

5 formas para ayudarlos a proteger su cuenta de Microsoft

  • Crear una contraseña fuerte. Las contraseñas fuertes tienen una combinación de letras mayúsculas y minúsculas, números, signos de puntuación y símbolos. Entre más larga mejor, no usen información personal (nombre de mascotas, apodos, o el número de la licencia para conducir), ya que son muy fáciles de adivinar.

  • Protejan su contraseña. No utilicen la misma contraseña en otros sitios, y recuerden cambiar la de su cuenta Microsoft (al igual que las demás) de manera constante. Tengan cuidado con los correos estafadores de ingeniería social, diseñados para que den su contraseña a un cibercriminal a base de engaños.

  • Habiliten la verificación de dos pasos. Una verificación de dos pasos maneja dos formas de comprobar su identidad en cualquier momento que inicien sesión con su cuenta de Microsoft. Esta verificación es opcional, pero recomendamos que sí la usen. Aprendan cómo activarla.

  • Asegúrense de que la seguridad de su información relacionada con su cuenta esté actualizada. Si la dirección de su correo o el número telefónico que nos han dado cambia, actualicen los ajustes de su cuenta para que puedan contactarnos en caso de tener algún problema.

  • Tengan cuidado con las estafas de fraude electrónico. Si reciben un correo acerca de la seguridad de su cuenta de Microsoft, podría ser una estafa de fraude electrónico. No hagan clic en las ligas de ningún mensaje, a menos que confíen o ya hayan revisado al remitente.