Buscar este blog

jueves, 2 de octubre de 2014

Cambios estéticos de Windows 10 respecto a Windows 8

Aunque visualmente el nuevo sistema operativo no difiere mucho de Windows 8, sí que se observan algunos cambios a primera vista. Para empezar, vemos un nuevo menú de inicio con el que se vuelve al modo clásico. En él se ha fijado un apartado personal, aplicaciones ancladas y la inclusión de las opciones de apagado y reinicio del equipo. Esto último fue uno de los cambios más criticados que Windows 8 incorporaba, con una interfaz intrusiva y molesta para algunos usuarios y dejando de lado al escritorio tradicional que parece ser que volverá a ser introducido aunque no se pueda hablar realmente de una “novedad” como tal.

La pantalla de inicio sí que se verá modificada cuando se use el sistema operativo desde dispositivos móviles. Desde Microsoft se ha reconocido que en el diseño del nuevo software se tuvieron en cuenta tanto la experiencia de uso de usuarios de PC tradicionales con teclado y ratón, como la incomodidad que un enfoque de este tipo supondría en pantallas táctiles. Por ello, se ha incorporado una interfaz de usuario específicamente pensada para ser manejada desde dispositivos móviles como tabletas o teléfonos inteligentes. El nuevo escritorio para dispositivos móviles se activará por ejemplo cuando se desconecte el teclado de nuestro equipo convertible.  En el caso de los smartphones y dispositivos de pantallas de dimensiones más pequeñas, la versión del sistema operativo no incluirá un escritorio como tal.

Windows10_Start-menu